jueves, 29 de octubre de 2009

El Estado propone cambios electorales

La Presidente Cristina Fernández de Kirchner presentó ayer un proyecto de reforma política en un acto presenciado por el gabinete electoral, varios gobernadores y con la ausencia de la oposición.
La propuesta que llegó a la Cámara de Diputados incluye la realización de elecciones primarias, abiertas y simultáneas para elegir candidatos presidenciales y legisladores nacionales. Impone, además, fuertes limitaciones a los partidos políticos, la prohibición para gastos de campaña privados en medios audiovisuales y restricciones para la publicación de encuestas.
Hay varios puntos destacables y cuestionables. Uno de ellos es que los candidatos a presidente, vicepresidente, diputados y senadores, deberán presentarse, en primera instancia, a una “elección primaria”. El que pierda no podrá competir en la elección general y aquellos que no tengan competidores internos deberán igual participar de los comicios y revalidar sus candidaturas con el 3% de los votos válidos emitidos del padrón nacional. Ésta medida perjudicará a los partidos chicos que no logren la cantidad necesaria.
Con esta nueva ley, cada partido político necesitará afiliaciones, no adhesiones, que logren el 5 por mil del total de los inscriptos en los padrones correspondientes en cada distrito, cuando hoy sólo necesitan el 4 por mil.
"No puede haber agrupaciones personales o clubes de admiradores. Nosotros creemos profundamente en el sistema de partidos políticos. No es una cuestión de tamaño, sino de concepción y funcionamiento", dijo la Presidenta durante su discurso.
Otro aspecto relevante del proyecto es que se prohibirán los aportes privados para la campaña audiovisual además de achicar los días de su reproducción. De 60 días permitidos se pasará a 30 y cesarán 20 días antes de las elecciones primarias. El Estado, que se hará cargo de éstas campañas, advirtió que se podrán quitar las licencias a aquellos canales o radios que no cumplan con los días estipulados.
Las encuestas también se verán afectadas ya que se prohíbe su difusión 15 días antes de los comicios. Tampoco se podrán hacer comentarios en los medios sobre resultados de sondeos. Otra exigencia es que las encuestadoras deben declarar quién les pagó y cuánto.
Los candidatos tendrán que generar nuevas estrategias para poder cumplir con esta nueva propuesta si se logra la sanción de las dos cámaras. Partidos con poca estructura como el PRO deberán correr el riesgo en las elecciones primarias y conseguir los votos necesarios para no quedar afuera de las elecciones generales. En el caso de Cobos deberá volver a la UCR para poder lograr la candidatura como presidente. Y el PJ, por su parte, tendrá unas reñidas elecciones internas entre Kirchner y quien se anime enfrentarlo.
Esta nueva reforma política puede ser eficiente para blanquear las elecciones, sobre todo en las campañas y encuestas, siempre y cuando no se maneje con favoritismos.
La propuesta deja de lado lo reclamado por la oposición para implementar voto electrónico o boleta única, pero Cristina Fernández lo que no ignoró fue la estética, ya que recomendó ponerle “colores a las boletas para que sean más alegres”, haciendo referencia al modelo utilizado en la reciente elección de Uruguay que fue destacada como “ejemplar”.

3 comentarios:

  1. Mi próximo post de mitoliterarte va a ir sobre las mandragoras con sorpresa Argentina en el texto. Que fácil es a veces inspirarse. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. para mi.. nos cagan eh...



    Besos, postea caradura!

    ResponderEliminar

Dejá tu mensaje!(lo que quieras pero con buen gusto)